Franquicia Master, holding de franquicias, busca llegar con 500 franquicias al 2020, lo que significa un crecimiento de 20% en México y 50% en Latinoamérica, para lograrlo se apoya en la tecnología y en brindarle a sus franquiciatarios respuestas precisas e inmediatas.

“El proyecto 2020 que nos planteamos es llegar al 2020 siendo una referencia en el mundo de las franquicias, no solamente nacional sino internacional, en el cual hemos implementado, internamente, sistemas computacionales y digitales, para actualizarnos, estar a la vanguardia y atender a más de 250 franquiciatarios”, indicó José Luis Uberetagoyena, socio fundador de Franquicia Master.

Precisó que “se trata de la implementación de estados de cuentas, regalías y cobranza, de darles un seguimiento más cercano a los franquiciatarios”.

El empresario también comentó, en entrevista para El Economista, que con este sistema, que está alojado en el sitio web, los empleados y colaboradores trabajan de forma óptima y más eficiente, porque reciben respuesta a sus problemas en periodos de tiempo más cortos, sin necesidad de esperar a que un asesor responda el teléfono.

“En esta plataforma que tenemos, los franquiciatarios pueden poner su situación, incidencia o problemática y el sistema arroja respuestas y soluciones; esto es un aprendizaje continuo, si hay una incidencia que nunca ha sucedido en la red, en ese momento la plataforma va a aprender y va a saber cuál es la solución”, mencionó José Luis.

Franquicia Master cuenta con 250 sucursales en 12 países y tiene ocho marcas: Bubble Waffle Co, Sky Rocket Pizza, Churrería Porfirio, Splash Fun, Flavor Cup, Hot Run, Chicago Pops y Frozen Donuts.

Los primeros tres años, Franquicia Master mantuvo un crecimiento de 37%; en el 2017 fue de 25% respecto al 2016, y en cuanto a 2018 la empresa creció 10% frente al año anterior. El año pasado cerró con la apertura de 60 unidades y, aunque el porcentaje de crecimiento ha sido menor en los últimos años, en promedio se abren ocho nuevas unidades al mes.

Estas franquicias, dijo Vladimir Ramírez, cofundador de Franquicia Master, “se crearon a partir de la necesidad de tener propuestas atractivas para inversionistas, con modelos de negocios rentables y para que la gente pudiera invertir en un negocio y emprender en el mundo de alimentos y bebidas”.

Son franquicias diseñadas en un modelo económico de baja inversión, 500,000 pesos y con un retorno de inversión en los primeros 12 meses.

La clave del éxito

El éxito de las franquicias se ha basado en su diferenciador, como Bubble Waffle, que son waffles con burbujas o Sky Rocket Pizza, que es pizza en forma de cono, producto en el que son pioneros en México.

“Tenemos muchas otras marcas que tienen su concepto único, con fuerza desde la arquitectura hasta el producto y el sabor, eso es un diferenciador muy grande de nuestras franquicias en el mercado”, precisó Vladimir.

La expansión de las marcas a nivel internacional también caracteriza a Franquicia Master. “Una de las marcas que nos ha dado mucha felicidad es Bubble Waffle, la tenemos en más de nueve países como Ecuador, Panamá, Guatemala y Costa Rica”, mencionó Vladimir.

De negocio tradicional a franquicia

En cuanto al modelo de Franchise Factory, que consiste en convertir un negocio en franquicia, Vladimir dijo que son tres marcas en las que actualmente se trabaja; sin embargo, aún están en prueba y perfeccionando el modelo de franquicia para que la experiencia sea la misma en cualquier parte del mundo.

“Creemos que toda buena idea debe ser transmitida al mundo, el mundo merece conocer las buenas ideas. Con Franchise Factory lo que hemos hecho es darle a empresarios que tienen ya un modelos de negocios probado una estructura desde la parte comercial, área jurídica y operativa para que esa idea, que ya tienen y funciona, la lleven a diferentes ciudades”, expuso Vladimir.

Para que un negocio se convierta en franquicia requiere contar con un sistema que permita replicar el modelo en cualquier parte del mundo.

“Hay muchos negocios que son exitosos, pero cuando intentan el modelo de replicación fracasan, mucho tiene que ver con que no hay sistemas, no hay una central franquiciante detrás”, explicó Vladimir y precisó que por ello el modelo de Franchise Factory trabaja de la mano de los empresarios para convertir el negocio en franquicia.