El gobierno federal debe implementar nuevos mecanismos de distribución de combustible para normalizar el abasto de gasolinas en el país que atienda a demanda de los automovilistas y eviten especulación en los precios frente a la escasez que reportan algunos estados.

Así lo solicitó el vicepresidente del sector franquicias en Puebla, Francisco Lobato Galindo, quien consideró que el uso de pipas para llevar combustible a las estaciones está resultando insuficiente para llegar oportunamente a los expendios.

En rueda de prensa, observó que las acciones que el nuevo gobierno federal implementó para combatir el robo de combustible en el país sí tuvieron consecuencias negativas como el desabasto de combustible que se observa en algunas entidades.

No obstante avaló las acciones que se están llevando a cabo, puesto que de las mismas no se descarta que altos funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) estén coludidos con bandas dedicadas al robo de gasolina.

“Apoyamos y respaldamos las acciones del gobierno federal al respecto. La implementación de la medida sí tuvo un impacto negativo en las actividades productivas, pero era urgente trabajar para combatir este delito”.

El empresario recordó, según cifras de la paraestatal, que en Puebla hay más de mil 400 tomas clandestinas siendo la entidad más afectada por este delito, seguida de Hidalgo y Guanajuato.

Ante la posibilidad de que Puebla sea alcanzada por el desabasto de gasolinas, Lobato Galindo invitó a los automovilistas no realizar compras “de pánico”, y por el contrario, tener un uso racional de sus automóviles en próximos días.