La empresa colombiana ha trazado un plan de expansión que prevé la apertura de cien nuevos establecimientos en 2019. Actualmente, la compañía está presente en Guatemala, Brasil, Uruguay, El Salvador, México, Costa Rica y Perú.

Lili Pink toma impulso en retail. La empresa colombiana de moda íntima pondrá en marcha un centenar de puntos de venta en diferentes mercados latinoamericanos con los que alcanzará 400 tiendas a finales de 2019.

La compañía avanzará con un modelo mixto, con la apertura de establecimientos de gestión directa y de franquicias. Actualmente, Lili Pink está presente en Guatemala, Brasil, Uruguay, El Salvador, México, Costa Rica y Perú, según Fashion Network.

Lili Pink cuenta con trescientos puntos de venta, de los cuales 23 se sitúan en el extranjero. Hasta ahora, la expansión de la compañía se había focalizado en su mercado local, principalmente, donde opera con 177 establecimientos.

Fundada por los hermanos David y Max Abadi, Lili Pink comenzó sus operaciones en 2007 con su primera tienda en Bogotá, en el barrio de Toberín. La empresa factura alrededor de 160 000 millones de pesos al año (55 millones de dólares), según los últimos datos que reposan en la Superintendencia de Industria y Comercio.